En solo 10 años, el desarrollo tecnológico ha cambiado radicalmente la forma en que nos relacionamos entre nosotros. Hoy vivimos con un teléfono
pegado a la mano, consumimos cientos de imágenes todos los días y nos cuesta prestar atención a un contenido de más de 30 segundos.
Nos comunicamos en diferentes espacios con un idioma diferente. Las redes sociales se han convertido en el espacio para la interacción, el consumo
y el intercambio de contenido. Han desplazado progresivamente las plataformas tradicionales como un espacio de ventas.
Hoy, redes como YouTube, Instagram o Facebook desplazan a la televisión como plataforma para el consumo de contenido entre el público más joven.
La red social influye más en las decisiones de compra del consumidor y ofrece canales de venta directa frente a TV, prensa, revistas, etc.
Salvaguardando la identidad y los valores de la marca, debe aspirar a convertirse en un (influencer) creador de su propio contenido original,
dirigido a un público específico, su comunidad.
Si no dispone de presencia en la red, nos encargamos de crearla y gestionarla. De esta manera podemos ofrecer un servicio integral
que engloba desde la imagen de su empresa, el diseño web, campañas de publicidad gráfica y audiovisual. Imita a tu interlocutor.
Comuníquese regularmente con contenido original personalizado adaptado a su público objetivo. Escucha a tu público y sé útil.
Nuestros paquetes están diseñados para ayudar a las marcas a crear su comunidad y estar más conectados con los consumidores. Las marcas que primero
entienden las redes sociales se posicionarán en un lugar preferencial para crear su comunidad y vender sus productos.