Si conoces a fondo a los destinatarios de tu comunicación, podrás crear contenidos que les enamoren. Crear mensajes o contenidos que atraigan por propio interés y valor.  Necesitas tener muy claro qué canales sociales vas a incluir en tu plan de marketing y cuál es tu estrategia en cada uno de ellos.